· Ajuntament de Ciutadella de Menorca · 971 381 050 · Plaça des Born, 15   - Castellano
LOGO
 

Foto Principal
01/01/1900
 
  Publicar en facebook  Publicar en twitter  Publicar en google+

Castillo y Torre de San Nicolau

Castillo_y_Torre_de_San_Nicolau1680-1682 sobre una torre medieval rectangular

Josep Castellón - ingeniero militar

Restauración: 1990, Joaquim Mayans


El castillo de Sant Nicolau forma parte de las numerosas torres militares de defensa repartidas a lo largo de toda la costa de Menorca durante las ocupaciones de españoles, franceses e ingleses, entre los siglos XVII y XIX.

Y de todas las torres costeras realizadas en la isla, la del castillo de Sant Nicolau es la que tiene una arquitectura más elegante a pesar de que su objetivo prioritario era defender y vigilar la boca del puerto de Ciutadella.

Entre la modestia constructiva de las atalayas del XVI destinadas a la vigilancia y la sencillez formal del molde con que fueron hechas las torres de defensa costera británicas de finales del XVIII, la torre de Sant Nicolau es una muestra depurada de la arquitectura que practicaban los ingenieros militares españoles a finales del siglo XVII.

En las entradas de muchos puertos del Mediterráneo (Rodas, Palma, etc. ) se construyeron torres y atalayas dedicadas a San Nicolás, patrón de los marineros. En el siglo XIV ya aparece citada la iglesia de "Sant Nicolau" de voca de Port" al lado de la torre, cumpliendo la función de faro para guiar las embarcaciones.

En 1990 se llevó a cabo una completa restauración del edificio. La existencia de muros planos, trazados en el 1782 por el ingeniero Blas Zapino, en los archivos militares, permitió la recuperación de las dos torteas que habían desaparecido y de la portada de ingreso, así como del puente levadizo.

El castillo es de planta octogonal con un zócalo cortado en la roca y un foso perimetral de ocho metros de ancho y dos de profundidad con un puente delante de la puerta. Los ocho paramentos del cuerpo de la torre están construidos con piedras de marès y relleno de piedra y mortero.

En el interior, una columna central sostiene la bóveda prevista inicialmente para poder soportar de seis a ocho piezas de artillería. Dentro se guardaban víveres, armamento y pólvora. También servía como lugar de vivienda de los soldados. La escalera de caracol que comunica las plantas está encastrada en el muro, y sobresale por encima de la plataforma artillera en forma de tortea para poder comunicarse visualmente con las atalayas de los alrededores. Este elemento arquitectónico singulariza el castillo y le aporta el contrapunto necesario para hacerlo más esbelto.

La terraza era la zona de ataque y vigilancia, donde había colocados varios cañones (actualmente situados ante la entrada del castillo).

La ordenación de su entorno, realizada en 1997 por la arquitecta Maribel Bennàssar, aporta un marco idóneo para una lectura actualizada del monumento.

Titularidad y gestión: Ayuntamiento de Ciutadella

Tornar